Ante el aumento de temperatura y como consecuencia de las últimas lluvias, se han ido formando charcas y embalsamientos fortuitos propicios para la eclosión de larvas de mosquitos. Desde el ayuntamiento se ha procedido al tratamiento larvicida en los focos de las zonas propicias. No obstante, se requiere la colaboración ciudadana mediante comunicación al ayuntamiento de posibles focos existentes, así como en el hogar, evitando recipientes de agua, maceteros, etc.,. En definitiva, cualquier receptáculo que pueda albergar agua, por pequeño que sea.

Teniendo en cuenta todas estas cuestiones, entre todos, minimizaremos la proliferación de esta plaga en el municipio.

 

Pin It on Pinterest

Shares